La FAPE se suma a la campaña de la FIP para luchar contra la impunidad de los crímenes contra periodistas

Comenzó ayer, 2 de noviembre, Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, y durará hasta el 23 de noviembre, y urge a reforzar el marco legal internacional, así como los mecanismos de protección nacionales para garantizar mayor seguridad para los trabajadores de los medios de comunicación

#endimpunity

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se ha sumado a la campaña contra la impunidad de los crímenes contra los periodistas que ha puesto en marcha la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y que se prolongará hasta el próximo 23 de noviembre (8º aniversario de la masacre de Maguindanao, en Filipinas, que se cobró la vida de 32 periodistas).

Este año, la campaña se centra en siete países: MéxicoPaquistánAfganistánIraqYemenSomalia y Ucrania.

Si bien el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, decretado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2013, ha ayudado a situar la cuestión de la protección en los medios en la agenda internacional, la FIP ha expresado su preocupación debido a la falta de medidas concretas para investigar incidentes de violencia contra periodistas en numerosos países del mundo.

“Los niveles de violencia registrados en la profesión periodística suponen una burla de las nobles intenciones que se hallan detrás de iniciativas tales como el Día para poner fin a la impunidad de la ONU”, ha declarado el presidente de la FIP, Philippe Leruth. “Mientras no sean puestas en práctica exigiendo a los responsables de estos crímenes que rindan cuentas, seguirá habiendo vía libre para atentar contra los periodistas y trabajadores de medios”.

Según cifras de la FIP, 56 periodistas han sido asesinados en misión profesional en lo que va de 2017. Actualmente, sólo 1 de cada 10 de esos asesinatos es investigado. La situación de los ataques no mortales a estos profesionales es aún peor. Los gobiernos fallan en su misión de capturar a los atacantes y asesinos de trabajares de medios. La impunidad no sólo pone en riesgo a los periodistas, sino que también socava la democracia y compromete las esperanzas de paz y desarrollo.

“Existen garantías legales para la protección de los periodistas, en tanto que civiles, que los estados tienen la obligación de hacer cumplir bajo las leyes internacionales y nacionales”, ha añadido Leruth.

Con este objetivo, la FIP hizo una serie de propuestas en la reunión de consulta sobre la seguridad de los periodistas convocada por la UNESCO y la Oficina del Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos el 29 de junio en Ginebra. Las propuestas incluyen medidas para reforzar el marco legal internacional relativo a la seguridad de los periodistas para que se tengan en consideración no sólo los riesgos profesionales que asumen, sino también el valor único del periodismo a la hora de reforzar el Estado de derecho.

La FIP también ha apoyado programas de sensibilización para atraer a otros actores interesados, como las fuerzas del orden, los fiscales y jueces, relativos al papel de los periodistas y a su contribución a la promoción del periodismo por el bien de la sociedad. También ha debatido en favor de los mecanismos de protección que cuentan con la confianza de los periodistas y sus organizaciones para garantizar la seguridad de aquellos cuyas vidas se encuentran en peligro debido a sus actividades profesionales.

Una muestra de ello es la campaña de la FIP en México, mediante la cual la Federación busca el compromiso de las instituciones de la Unión Europea para hacer uso de su influencia a la hora de asegurar que el mecanismo de protección nacional para periodistas cuente con los medios suficientes para desempeñar su papel en uno de los países más peligrosos del mundo para los profesionales de la información.

“Creemos que la Unión Europea tiene una función que desempeñar a la hora de presionar para que se respeten los derechos humanos básicos, incluyendo la libertad de prensa. Es por ello que instamos a la UE a trabajar con nuestro afiliado, el SNRP, y con la sociedad civil para garantizar que el mecanismo de protección de periodistas en México se adecúe al propósito con el que fue creado”, ha expresado el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger.

Consulte más información sobre la campaña End Impunity 2017 aquí

Facebooktwittergoogle_plus