La FAPE ratifica su compromiso con la lucha para erradicar la violencia de género

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ratifica, un año más, su compromiso para erradicar la violencia de género en el mundo con motivo del Día Internacional que se celebra este 25 de noviembre

Logo para los 16 días de activismo contra la violencia de género 2017 perteneciente a la campaña del Secretario General ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres

Los datos en España, y en todo el mundo, no dejan demasiado lugar para la esperanza, ya que a los asesinatos de mujeres se suman los casos de acoso sexual, violaciones y, en especial, el incremento del ciberacoso. Además, casi una de cada dos mujeres que sufre violencia no lo denuncia.

La FAPE quiere hacer un llamamiento a los periodistas para que sean conscientes de la importancia que tiene su labor profesional a la hora de informar sobre la violencia ejercida en contra de las mujeres. Para ello, es importante que en los medios de comunicación se ofrezca una imagen real y no distorsionada del problema. En este aspecto, existe una especial preocupación por algunas noticias de actualidad, como el juicio que se está celebrando sobre la violación a una joven en los sanfermines, dado que en algunas informaciones se ha querido responsabilizar a la víctima para tratar de justificar a los presuntos violadores.

La FAPE participa en las campañas que lleva a cabo la Federación Internacional de Periodistas (FIP) a través del Consejo de Género, de cuyo comité de dirección forma parte, y que en esta ocasión ha elaborado una encuesta para conocer la situación tanto personal de los periodistas como de las estrategias de las diferentes organizaciones.

DECLARACIONES  DE ORGANISMOS INTERNACIONALES

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer ha provocado declaraciones de responsables de organismos internacionales especialmente sensibilizados con esta batalla.

“La violencia contra las mujeres es tanto una causa como una consecuencia de la desigualdad de género. En las sociedades que toleran la violencia se deja de castigar a los autores, se culpabiliza a las víctimas y las mujeres tienen menos probabilidades de hablar de ello. Para poner fin a esta cultura del silencio necesitamos una respuesta más fuerte de los gobiernos, la Policía y la Justicia. Las mujeres deben saber que sus demandas serán tomadas en serio y se hará justicia para que puedan seguir sus vidas”, ha dicho Virginija Langbakk, directora del Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE).

De otro lado, el Parlamento Europeo ha presentado una resolución sobre la lucha contra el acoso y el abuso sexual. Se pide cero tolerancia hacia el acoso sexual, que se anime las víctimas a hablar y, a los políticos, que actúen como modelos responsables en la prevención y la lucha contra el acoso.

“El acoso sexual no es inofensivo y supone un gran coste para las personas, sus familias y el resto de la sociedad. Para poner fin a la violencia, necesitamos con urgencia hacer frente a la impunidad y el estigma social, que conducen a la falta de notificación de los casos. Los hombres y los niños también necesitan estar involucrados en la prevención de la violencia debido a que la igualdad de género es responsabilidad de todos”, ha dicho Vilija Blinkevicute, presidente del Comité del Parlamento Europeo de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género.

Facebooktwittergoogle_plus